jueves, 28 de junio de 2012

Introducción a los Mandalas.

¡Hola de nuevo! Os escribo, al fin, tranquila.
Se terminaron las clases, el curso... y ¡la Selectividad!. En principio con una buena nota que me llega para entrar en donde yo quiero.
Y el lugar elegido es Salamanca, donde ya me he estado informando acerca de algunos centros para continuar con mi práctica de yoga... Si alguien sabe sobre algunos... ¡Estoy abierta a sugerencias! ;-)
Y poco más... con mi nueva libertad veraniega, he decidido que subiré entrada todos los JUEVES y la frase de la semana, en principio, todos los DOMINGOS


Y ahora ya sí.. voy a ir con la entrada de hoy. Es, como ya os adelanté en Twitter... sobre los Mandalas.


Toda la información que he recibido acerca de ellos, ha sido vía distintos medios como internet, o algunos artículos que he leído en revistas que suelo adquirir, además de mi experiencia personal.
Hoy haré simplemente una pequeña introducción, ya que otro día indicaré sus significados según sus formas y colores.


En primer lugar, debe quedar claro su significado, ya que Mandala, en sánscrito significa varias cosas: círculo,rueda,totalidad.
Aunque no es su forma lo único importante, sino que también es empleado como un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente. También se le define como contenedor de un espacio sagrado.


Los Mandalas son muy empleados para meditar, tanto empleando uno ya coloreado y preparado, como coloreando el tuyo propio, e incluso dibujándolo.


En cuanto a mi experiencia personal, he de decir que lo veo una práctica muy útil, en la que puedes expresar tus sentimientos dependiendo tanto de las formas como de los colores que elijas (explicaré en otra entrada), la técnica escogida, la forma de colorear... 


En cuanto a la forma de colorear, lo que suele recomendarse, es según lo que busques con la práctica de este tipo de actividad:

  • Interiorización: Si lo que buscas es conectar con tu parte más interna e íntima, se recomienda comenzar de fuera hacia dentro.
  • Exteriorización: Si lo que buscas es conectar con tu parte más externa o expresar lo que hay en tu interior se recomienda comenzar de dentro hacia fuera.
Una vez lo tienes coloreado y estás listo para tu meditación... sólo has de buscar un sitio y una postura cómodos, relajarte, encontrar tu ritmo adecuado de respiración y dejarte inundar por las formas y colores de tu Mandala.

Es una práctica en cualquier caso beneficiosa, tanto para la meditación, como para el desarrollo de la creatividad y la expresión de las emociones, os la recomiendo.

A continuación os muestro, algunos de los Mandalas que yo misma he realizado, cada uno con una técnica diferente. 

El primero lo hice con pinturas de plastidecor, el segundo con pintura para dedos, y el tercero con rotuladores... ¡Espero que os gusten!



                    














(Perdón por la calidad de las fotografías...)

Y yo... me despido hasta el Domingo, espero que os haya gustado/servido esta entrada, y os invito a volver por aquí.

¡Muchas gracias!


Namaste.

(Es oficialmente Viernes, con tanto lío... ¡Mis disculpas!)


Lista de música RELAX/YOGA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada